lunes, 25 de junio de 2012

O reaccionamos o naufragamos!!

Por :Luisa Fernanda Velasquez Convers  


Hay quienes piensan que porque uno vive fuera del país, no se interesa por lo que allá pasa y poco o nada importa lo que los mal llamados « padres de la patria » hagan con esa hija llamada Colombia, a quien patean, maltratan y saquean.   Pues pasa y resulta que quienes estamos por fuera (hablo por mi y por personas que conozco) leemos diariamente la prensa nacional, escuchamos las noticias y los programas de opinión y nos duele terriblemente las cosas a veces insólitas, la mayoría de las veces imperdonables y casi siempre terribles que pasan en en Colombia.   


Un ejemplo de esas cosas sacadas como de una novela de terror en donde los protagonistas son vampiros ávidos de sangre (en este caso, ávidos de poder), o personajes mezquinos que pisotean a quienes se les atraviese con tal de lograr lo que se proponen, es lo que pasó la semana pasada con la dizque « Reforma a la Justicia »; Ese engendro ni es reforma ni de justicia tiene nada.   Que juicios como los de Arias, y Moreno se suspendan y que los congresistas investigados puedan seguir riéndose y robando a sus anchas es gravísimo! y como será de dañina esa « reforma » que hay cosas aun peores que pueden llegar a pasar. Y es que aquí mostraron el cobre todos : desde el presidente, pasando por el ministro de justicia y todos los que hoy se rasgan las vestiduras y claman a grito herido que pobrecitos ellos, que fueron engañados.   


Y el hambre sí que quedo demostrada entre ese circo que se hace llamar Congreso: Peleles que pacotilla, leguleyos y tiranos ;  Sujetos que parecidos a los marranos de engorde (y que me perdonen los porcinos) están ahí calentando puesto y arrasando con lo que puedan. Sinvergüenzas y descarados. De ahí se salvan unos pocos que han hecho bien la labor ; pero la lista de mequetrefes es grande encabezada por el “respetabilísimo” Merlano , pasando por Corso y el resto de secuaces.   

Padres de la patria? A este paso yo si que prefiero una patria huérfana!. Es el momento de reaccionar; de actuar; Colombia se ha movilizado en otras ocasiones y esta no puede ser la excepción. Marchas, firmas, Referéndum, Revocatoria del mandato;  lo que haga falta para pedir cuentas y enderezar el rumbo porque queda claro que hasta ahora los “honorables” congresistas le vendieron su alma al diablo en nombre de una ciega ambición. Y son sus sucias manos, señoras y señores las que llevan el timón de este barco llamado Colombia. Así que o cambiamos de Capitanes y marineros o aquí nos hundimos todos.   


Nota: Normalmente nunca escribo tan ‘cargada pa tigre” pero es que esto ya supera cualquier estado de positivismo que uno pueda tener. Las cosas como son!