sábado, 2 de octubre de 2010

Instinto

Esta clarisimo que en muchas ocasiones actuamos con base en nuestro instinto animal.  En medio de un terremoto alguien puede echarse a los hombros una nevera y salir corriendo...En otra situacion seguramente no es capaz de semejante cosa.  O una madre es capaz de defender a su hijo como sea, frente a quien sea y sin medir las consecuencias.  Hay respuestas irracionales, viscerales, no programadas. Hay acciones socialmente inaceptables, éticamente cuestionables y moralmente reprobables..Pero las hay. Y uno las realiza y uno las acepta, no las cuestiona y mucho menos las reprueba. Pero el resto de los mortales seguramente tendrán sus opiniones al respecto y se les respeta.

Claro que opinar desde afuera es muy fácil. Ver los toros desde la barrera es sencillisimo  Otra cosa muy diferente es estar en traje de luces con capa en mano y el toro al frente.
Uno aprende a pensar, a evaluar, a sopesar pros y contras, a hacer calculos  de consecuencias... y ya despues a tomar la mejor decision. O la peor, pero al menos a uno le enseñan a analizar antes de actuar.

Pero hay situaciones y personas que nos impulsan a dejarnos llevar, que nos despiertan ese instinto animal tan necesario para los terremotos y tan peligroso para esos momentos en los que metemos la mano al fuego, nos quemamos y tocamos el cielo pero con un pie en el infierno.


Esos momenticos fugaces son inolvidables y deliciosos. Y uno se siente bien y tranquilo.  No se miden las consecuencias ni se analizan los pros y los contras (por lo general hay mas contras que pros).  Pero esos momentos tambien nos representan, nos dan aire, nos definen y nos hacen por instantes muy pero muy felices.  Como alguien lo dijo: lo dejan a uno con "muchísima levedad de ser como caminando en nubecitas". ;-)

2 comentarios:

  1. Yo creo que al animal que somos hay que dejarlo ser... vivir reprimiéndose más que permitiéndose no me parece bueno... Es mejor tener políticas de conducta más permisivas, así también es más fácil entender la represión de los demás... creo...

    ResponderEliminar
  2. Simplemente sigue siendo tu!

    Un Besito Marino

    ResponderEliminar