lunes, 6 de julio de 2009

Quiero mi chocolatina Jet


Tengo desde hace muchos días la necesidad de escribir. Has pasado por un ladito y me has dejado ese sabor a chocolatina jet.. Pienso en ti y pienso en algo dulce, añorado, deseado.

Ha sido muy raro. Tomé la decisión de venir a Pamplona tras una oferta de trabajo. Dude mil veces si venia o no. Sobre todo al final, cuando esa chocolatina jet me estaba enviciando; cuando me estaba dando cuenta de que en Europa sería muy difícil conseguirla... Pero aun así, decidí montarme en el avión y atravezar el atlántico.. "permiso que me fui, permiso, no se atraviese nadie, yo dije que me iba y me voy... permisito" Volé contra todo pronostico, casi que contra mi... admito que imaginé varias veces, que hacía bajar las maletas del aviòn y que a ultima hora decidía no viajar... lo imagine solamente. no tuve el valor de hacerlo.
En fin, que igual llegué a Pamplona. Aún no he sido feliz. Aún me cuesta estar aquí. por el calor, por las circunstancias, por las condiciones. Pero sobre todo por la desilusión. Vine por una oferta de trabajo que hoy no existe. Vine para no quedarle mal a un amigo que me había conseguido un buen trabajo durante 10 días.. y no hay tal. Aquí estoy, gastándome lo que no tengo, sabiendo que no voy a recibir un dinero con el cual contaba... un poco desilusionada.. Buscaré alguna posiblidad de trabajo esta semana y si no... pues apague y vámonos. Hacia Bélgica tal vez (ya no lo tengo claro). Buscaré seguro la posibilidad de una maestría... Esto no me puede estar pasando. O tal vez si. Siquiera está pasando. para ver si "espabilo" de una puta vez.