lunes, 10 de agosto de 2009

Instante eterno


El ya la había imaginado, y le había hecho el amor con una mirada. Pero esa tarde no lo podía creer. Ella, en ese instante le mostraba la felicidad.
Un instante que ambos retuvieron para siempre. Un grito, un jadeo, una explosión que retumbó en lo más profundo. Le apretó los muslos, le mordió el cuello, le tiró el cabello y gritó su nombre. Todo en un segundo todo en ese instante, todo en un orgasmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario